Coches voladores

Es un híbrido entre vehículo terrestre, motocicleta de tres ruedas y autogiro, o un ‘triciclo girocóptero’ como lo denominan sus creadores, una máquina holandesa que se inserta en la ruta hacia la construcción de un coche volador.

PAL-V-One, Personal Air and Land Vehicle, ha superado sus primeros test de vuelo y pronto, una vez que consiga los permisos, podría ser comercializado para aquellos que literalmente les gusta ‘volar en las carreteras’. Es capaz, de acuerdo con sus características, de realizar vuelos a velocidades muy bajas, y a una máxima de 180 km/h, que también alcanza en tierra. El consumo promedio de gasolina es de 12 kilómetros por litro

Tiene una autonomía como vehículo terrestre de 1,200 km y un rango de vuelo de entre 350 y 500 kilómetros, y requiere 165 metros como mínimo para despegar, a una velocidad de 50 km/h, y unos 30 metros para aterrizar.

Otra de las máquinas que también ha realizado pruebas como ‘coche volador’ es Transition, un híbrido entre auto y avioneta, o una especie de avioneta plegable que pronto se pondrá a la venta en Estados Unidos. Ya cuenta con autorización para volar, aunque de modo experimental.