Millonario australiano encarga la construccion de una replica a escala del Titanic

No han pasado más que unas semanas desde que se cumpliera el centenario del hundimiento del Titanic y acabamos de conocer que un millonario australiano, Clive Palmer, ha encarcago a un astillero chino la construcción de una réplica idéntica con fidelidad minuciosa del famoso barco. Pero cuando hablamos de “idéntica” y de “réplica” hay que aclarar que se trata de que el resultado no sea una maqueta sino un barco idéntico en dimensiones al Titanic original. En 2016 tendremos un Titanic II.

Además de una billonaria cuenta, Palmer dispone de un ejercito de investigadores que han husmeado y escudriñado hasta el ultimo detalle disponible sobre el Titanic original, a fin de que su replica sea exacta y aquellos afortunados que suban abordo se sientan como los pasajeros del primer y único viaje del Titanic.

Será por tanto un crucero con cuatro chimeneas aunque en este caso serán de adorno puesto que en lugar de funcionar con carbon el Titanic II lo hará con motores de diésel. Los mismos gimnasios, salones y amenidades de que dispusieron los viajeros de la White Star Línea en aquel lejano 1912 seguirán disponibles en la réplica junto con el mismo nivel de lujo.

Lo curioso del caso es que al parecer el fin de esta curiosa construcción naviera no se debe al interés por revivir los cruceros de antaño o el de construir un museo flotante, sino que detrás está el interés en promocionar una campaña política que tiene como protagonista al propio Clive Palmer. No sabemos cuanto gastara en las campanas, pero si esto a escondidas sale del bolsillo de los ciudadanos sera una estafa multimillonaria.

Anuncios

Facebook perjudica a personas con baja autoestima

Tenemos la noción de que Facebook puede ser un lugar fabuloso para fortalecer las relaciones entre personas. Pero en la práctica, los individuos con baja autoestima se comportan de manera contraproducente en esta red social, bombardeando a sus contactos con mensajes negativos sobre sus vidas y volviéndose cada vez menos amigables para los demás, según se desprende de un nuevo estudio de la Universidad de Waterloo (Canadá) publicado en la revistaPsychological Science.

Joanne Wood y Amanda Forest, coautoras del estudio, comprobaron que la gente con baja autoestima se comporta de manera diferente a la hora de expresar sus emociones cara-a-cara o en Facebook, y que perciben la red social como un lugar seguro para evitar situaciones sociales violentas o embarazosas, por lo que se comunican más on-line. Sin embargo, la realidad es que los demás “se cansan” de los mensajes negativos, que son emitidos con más frecuencia por sujetos que tienen la autoestima mermada. Lo peor es que “en Facebook no vemos las reacciones de los demás”, reflexiona Wood, y los individuos siguen emitiendo mensajes que les perjudican socialmente.

El triangulo de las Bermudas

El Triángulo de las Bermudas, espacio también conocido como el Triángulo del Diablo y el Limbo de los Perdidos, área geográfica de 3.900.000 kilómetros cuadrados entre las islas Bermudas, Puerto Rico y Melbourne (Florida) (situado de 55°O a 85°O y de 30°N a 40°N), en la que se han producido numerosas desapariciones inexplicables de barcos y aviones.

El misterio se remonta a mediados del siglo XIX, y desde entonces un total de más de cincuenta barcos y veinte aviones han desaparecido en el Triángulo. Uno de los casos más famosos fue la desaparición del vuelo 19. Cinco bombarderos estadounidenses tipo Torpedo abandonaron Fort Lauderdale el 5 de diciembre de 1945, en un vuelo de entrenamiento rutinario y con buenas condiciones meteorológicas. Ninguno volvió. Incluso el hidroavión que se envió a buscarlos desapareció. Otras historias de la región hablan de barcos encontrados abandonados con comida aún caliente en las mesas y aviones que desaparecen sin siquiera haber lanzado una llamada de socorro. La ausencia de restos se alega a menudo como prueba del misterioso poder del Triángulo.

Hay explicaciones de todo tipo, incluyendo rayos mortales que proceden de la Atlántida y secuestros de un ovni (objeto volante no identificado). Los análisis menos fantasiosos apuntan a que las fuertes corrientes y la profundidad de las aguas podrían explicar la ausencia de restos, subrayando que varias de las desapariciones atribuidas al Triángulo de las Bermudas en realidad ocurrieron a 600 kilómetros de distancia. Además, naves civiles y militares atraviesan la región todos los días sin contratiempos. En cuanto se perfeccionen las técnicas de inmersión en aguas profundas es probable que se recuperen la mayoría de los barcos perdidos, aunque también es probable que el misterio del Triángulo de las Bermudas permanezca durante mucho tiempo aún en la imaginación.

www.youtube.com/NumberDZ

Coches voladores

Es un híbrido entre vehículo terrestre, motocicleta de tres ruedas y autogiro, o un ‘triciclo girocóptero’ como lo denominan sus creadores, una máquina holandesa que se inserta en la ruta hacia la construcción de un coche volador.

PAL-V-One, Personal Air and Land Vehicle, ha superado sus primeros test de vuelo y pronto, una vez que consiga los permisos, podría ser comercializado para aquellos que literalmente les gusta ‘volar en las carreteras’. Es capaz, de acuerdo con sus características, de realizar vuelos a velocidades muy bajas, y a una máxima de 180 km/h, que también alcanza en tierra. El consumo promedio de gasolina es de 12 kilómetros por litro

Tiene una autonomía como vehículo terrestre de 1,200 km y un rango de vuelo de entre 350 y 500 kilómetros, y requiere 165 metros como mínimo para despegar, a una velocidad de 50 km/h, y unos 30 metros para aterrizar.

Otra de las máquinas que también ha realizado pruebas como ‘coche volador’ es Transition, un híbrido entre auto y avioneta, o una especie de avioneta plegable que pronto se pondrá a la venta en Estados Unidos. Ya cuenta con autorización para volar, aunque de modo experimental.

Ropa que se limpia con la luz del sol

Imaginas una camiseta que se limpiara solo con tenderla al sol, sin necesidad de lavarla con agua y detergente? Un estudio publicado en la revista Applied Materials & Interfaces revela que investigadores de la Universidad Shanghai Jiao Tong (China) ya lo han conseguido. Su invento es un tejido de algodón cubierto por nanopartículas de dióxido de titaniocon nitrógeno y una capa extra de yoduro de plata. Cuando reciben la luz del sol, estos elementos trabajan juntos obligando a que los electrones se separen y a que la suciedad se desprenda. Para probar si su invento era eficaz, los ingenieros mancharon las telas con tinte naranja y las expusieron al sol: después de dos horas a la luz, el 71% de la mancha había desaparecido.

Además, tras lavar con agua y secar la prenda la capacidad de autolimpieza con luz solar se mantiene, lo que permite seguir usando el método “clásico” de lavar la ropa a la vez que se dispone de la nueva tecnología “en seco”.